3 formas de desarrollar la próxima generación de talento emergente

Dan Schwartz es un especialista en relaciones universitarias con BKD CPA y Asesores. Dan desempeña un papel activo en el desarrollo de la conciencia de marca a través del marketing de reclutamiento, las estrategias de abastecimiento, las campañas en las redes sociales, la generación de informes y el apoyo del equipo de relaciones universitarias.

A continuación, compartimos un artículo suyo, donde nos muestra a través de su experiencia 3 formas de cómo podemos desarrollar la próxima generación de talentos emergentes.

Como profesionales de recursos humanos y desarrollo de talentos, estamos en una posición privilegiada para influir en quienes ocupan nuestro lugar a medida que avanzamos en nuestras carreras. Pero con las necesidades cambiantes de cada generación que ingresa a la fuerza laboral, ¿cómo sabemos cuáles son las mejores estrategias para atraer a los miembros más nuevos de nuestra fuerza de trabajo?

Afortunadamente, no hay escasez de información sobre las preferencias, necesidades y comportamientos de la emergente Generación Z (nacida entre 1996 y 2010), que actualmente representan aproximadamente el 9% de la fuerza de trabajo, según Pew Research.

Si planea contratar miembros de esta generación, aquí hay algunas estrategias que se pueden utilizar para desarrollarlos de modo que podamos maximizar su potencial y aprovechar sus fortalezas.

Apoye su pasión empresarial

Según un estudio de Gallup, el 40% de los estudiantes en los grados 5-12 planea comenzar su propio negocio, y el 24% está aprendiendo cómo comenzar uno. La realidad es que muchos de estos estudiantes no terminarán siendo dueños de un negocio, pero el desarrollo que obtuvieron en el camino hacia ese sueño podría potencialmente agregar un enorme valor a su organización. Podemos aprovechar la pasión empresarial de la Generación Z al involucrarlos en proyectos de alto nivel en los que tienen el desafío de desarrollar una estrategia y visión para un proyecto.

Personaliza su ruta de desarrollo

Una nueva tendencia que ha surgido en el transcurso de la última década es la capacidad de crear un programa de grado personalizado. De forma similar al proceso de compra de un vehículo nuevo y elegir sus opciones y complementos, las universidades están haciendo lo mismo. Un ejemplo de esto es el Programa Mayor Individualizado de la Universidad de Indiana-Bloomington, donde los estudiantes diseñan su propio plan de estudios de 30-42 horas de crédito que culmina en un proyecto final o tesis. Los estudiantes también pueden “agregar un toque personalizado” a su título mediante el diseño de un menor de edad. De hecho, la Universidad de Indiana es solo una de muchas universidades que se están moviendo a este modelo.

Con esta tendencia en aumento, los estudiantes esperarán que los empleadores sigan el mismo tipo de enfoque cuando se trata de diseñar su propio plan de estudios. Si podemos diseñar una ruta de desarrollo personalizada para estos jóvenes trabajadores, les permitiremos capitalizar sus fortalezas y contribuir en un alto nivel para agregar valor único a una organización.

Denles la libertad de aprender a su manera

Según la Encuesta Millennial 2018 de Deloitte, donde se encuestó a 1.844 miembros de la población de la Generación Z, 3 de cada 4 dijeron que el desarrollo profesional continuo, el aprendizaje autodirigido o el aprendizaje a su propio ritmo serán importantes para ayudarlos a rendir al máximo. Hoy, las personas pueden aprender a su propio ritmo y elegir el medio en el que pueden recibirlo. Un alumno puede obtener el mismo contenido en un video, podcast, audiolibro, libro físico, curso en línea o en vivo y tiene la capacidad para elegir una, o,  múltiples opciones basadas en sus preferencias.

Al permitir que el alumno identifique la forma en que aprenden mejor y digieren el contenido a su propio ritmo y método, es más probable que retengan la información y la utilicen para beneficiar a una organización, lo que genera un ROI más alto en los costos del aprendizaje.

Hemos discutido 3 estrategias sobre cómo podemos adaptar nuestro enfoque de desarrollo de talento para satisfacer las necesidades de los talentos emergentes, pero vale la pena recordar que estos enfoques pueden ser beneficiosos para todos nuestros profesionales a medida que el entorno empresarial continúa evolucionando.

¿Cómo ajustará su enfoque para mantenerse ágil a medida que nuestro talento emergente entre en la fuerza de trabajo?

Cuéntanos que piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *