La creatividad es la habilidad blanda más demandada para 2020

La creatividad fue la habilidad blanda más solicitada para los solicitantes de este año y mantendrá su lugar para este 2020, según un informe de LinkedIn Learning.

La persuasión, la colaboración, la adaptabilidad y la inteligencia emocional completaron los cinco primeros.

“Las organizaciones necesitan personas que puedan abordar de manera creativa los problemas y las tareas en todos los roles comerciales, desde la ingeniería de software hasta los recursos humanos”, dijo la compañía.

LinkedIn señaló que la inteligencia emocional, definida como la capacidad de percibir, evaluar y responder a sus propias emociones y las emociones de los demás, era algo “novedoso” en su lista, que “subraya la importancia de responder e interactuar efectivamente con nuestros colegas”.


Lee también : En el “juego de talentos”, la guerra por las habilidades es la guerra que importa


¿Por qué las empresas prefieren a empleados creativos?

Los empleadores dicen que cada vez es más complicado encontrar candidatos con las habilidades técnicas necesarias para un puesto. Esto ha llevado a que se preste cada vez más atención a las habilidades blandas, donde los empleadores o empresas priorizan a candidatos con habilidades de liderazgo y comunicación adecuadas. En cambio, en el caso de las habilidades duras (Hard Skills) prefieren capacitarlos.

Es notable que los empleadores estén poniendo más énfasis en la inteligencia emocional en particular. Las empresas que lo hacen reportan niveles más altos de productividad y una mejor participación de los empleados que aquellas que no lo hacen, según un estudio de 2019 realizado por Harvard Business Review Analytic Services. Pero menos del 20% de las empresas encuestadas inculcaron la habilidad en sus culturas corporativas o lo aplicaron en sus procesos de reclutamiento de talento humano.


Lee también : 12 Habilidades que todo profesional debe tener para adaptarse al nuevo entorno digital


¿Se puede enseñar luego?

Pero cuando se trata de empleados actuales, a diferencia de los nuevos empleados, ¿se puede enseñar la inteligencia emocional o habilidades blandas como la creatividad? Lo que los expertos dijeron es que estos rasgos o capacidades no son necesariamente inherentes. “No nacimos con un rico vocabulario emocional o el conocimiento de cómo regular nuestros sentimientos”, dijo Marc Brackett, director fundador del Centro de Inteligencia Emocional de Yale y asesor fundador del Laboratorio de Vida Oji.

Se nos enseña a controlar nuestras emociones y, aunque todos sentimos emociones a lo largo de la jornada laboral, “el desarrollo de la inteligencia emocional proporciona la capacidad de articularlas y gestionarlas de manera eficaz”. Según los expertos, puede ser difícil obtener la aceptación, pero el aumento de la creatividad y la productividad puede valer la pena.

Cuéntanos que piensas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *